20.12.06

En memoria de Carl Sagan




Una obra que algunos conocimos gracias a la serie de televisión, transmitida ¡en televisión abierta en México! hace poco más de 20 años.

CARL SAGAN.

En 1996, un 20 de diciembre, víctima de una pulmonía originada por un raro padecimiento, fallecía un científico admirable y gran divulgador de la ciencia: Carl Sagan.

Muchos conocimos su obra gracias a la serie de televisión Cosmos, escrita por él y por Ann Druyan, su esposa. A lo largo de diversos capítulos de ese 'viaje personal', quienes éramos niños o púberes y veíamos el programa podíamos acceder al conocimiento de algo tan lejano y tan fascinante: los planetas, las estrellas, las galaxias, pero igualmente podíamos conocer milagros y vida de hombres y mujeres de ciencia de la antigüedad, ya fuese en Grecia, los Países Bajos, Inglaterra, Egipto y muchos países más.

Admiro a Sagan por su sano y firme interés por apegarse a la ciencia, por un sano escepticismo ante toneladas de tonterías producto de charlatanes, lectores de horóscopos y en suma emisores de seudo-ciencia, y por apoyar el control de armas nucleares, por abogar en serio por el cuidado del planeta y justamente por difundir en todo lo posible la ciencia, y ponerla al alcance de millones (me incluyo entre ellos, por fortuna).

Su proyecto de adherir un disco dorado, en el cual estaban almacenadas imágenes y sonidos propios de los terrícolas, a la sonda espacial Voyager -viajero- sin duda sigue siendo admirable y ambicioso.

1 Comments:

Blogger equalium said...

A mi también me dejó una huella imborrable. He añadido un enlace a este post en el mio ( http://www.equalium.net ). Un saludo.

8:40 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home